¿MI ASCENSOR CUMPLE CON LOS CRITERIOS DE ACCESIBILIDAD?

Cuándo una comunidad de propietarios, una empresa o un particular deciden instalar un ascensor, deben pensar en todos los posibles usuarios. Esto implica tener en cuenta los criterios de accesibilidad, o sea, que sea practicable para personas con distintas discapacidades o con movilidad reducida.

Un error común es pensar que todos los problemas de accesibilidad se reducen a las dimensiones de la cabina. No es así. La accesibilidad implica tener en cuenta distintos factores relacionados con varios aspectos de la cabina y de sus accesorios.

Para cumplir adecuadamente los criterios de accesibilidad de un ascensor existe una normativa que especifica claramente cómo se debe hacer. Esta normativa, tal y como exige el “Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico de Seguridad de utilización y Accesibilidad (CTE-SUA) debe cumplir con las especificaciones de la norma UNE EN 81-70:2004 relativa a la “Accesibilidad a los ascensores de personas, incluyendo personas con discapacidad”.

Nuestra experiencia en la instalación de ascensores nos permite hacerte un resumen de los aspectos clave a tener en cuenta y que exige la ley:

ACCESIBILIDAD AL ASCENSOR EN PLANTA:

Para ayudar a la visualización de la puerta del ascensor, a las personas con discapacidad visual, el color del ascensor debe contrastar con el acabado de las paredes adyacentes. Frente a la puerta habrá una franja de pavimento de color contrastado y de distinta textura al suelo, de 150 cm por 150 cm.

Para facilitar la entrada y salida a los usuarios de silla de ruedas, frente a la puerta del ascensor existirá un espacio libre de obstáculos en el que pueda inscribirse un circulo de 150 cm de diámetro. Éste no deberá tener ningún tipo de inclinación.

La separación horizontal máxima entre el suelo de la cabina y el del rellano de acceso será de 2 cm, y la separación vertical máxima será de 1cm.

ACCESIBILIDAD EN LA PUERTA DEL ASCENSOR:

Las puertas serán automáticas y correderas. Tendrán un ancho de paso no inferior de 80 cm para que pueda cruzarlas un usuario de silla de ruedas.

El tiempo de mantenimiento de la puerta abierta deberá poder ajustarse hasta en 20 segundos. También habrá dentro de la cabina, un botón de cierre de puertas.

Las puertas estarán equipadas con un sensor de detección de personas, que cubra una altura entre 25 cm y 180 cm por encima del suelo.

CRITERIOS DE ACCESIBILIDAD EN LA CABINA DEL ASCENSOR:

Las dimensiones mínimas de la cabina con una sola puerta o con dos puertas enfrentadas será de 100 cm de ancho y 125 cm de fondo. Esta cabina sólo tiene capacidad para un usuario de silla de ruedas.

La cabina tendrá un pasamanos perimetral situado a una altura de 90 cm.

En cabinas estrechas en las que un usuario de silla de ruedas no pueda hacer un giro de 360º (Ø 150 cm), es imprescindible que exista un espejo en la pared enfrentada a la puerta, éste permite la detección de obstáculos a la hora de salir de la cabina con la silla de espaldas a la puerta. La altura del borde inferior del espejo estará entre los 30 y 90 cm, nunca llegará hasta el suelo para evitar confusión óptica a usuarios con visión reducida.

DISPOSITIVOS DE CONTROL DEL ASCENSOR:

Todos los dispositivos de control de la cabina, exteriores e interiores, tendrán un diámetro mínimo de 3 cm, serán de color contrastado y tendrán caracteres en braille y altorrelieve. La altura mínima del relieve será 0,8 mm.

Los botones de llamada estarán situados a una altura de entre 90 y 110 cm, lo más próximos posible a la puerta del ascensor.

Los botones de control de cabina estarán situados a una altura de entre 90 y 120 cm, a una distancia de 40 cm de la esquina de la cabina. Su disposición puede ser vertical u horizontal.

El botón de alarma de emergencia debe estar equipado con: a) un testigo luminoso que indique a las personas sordas que la llamada de emergencia ha sido registrada, b) un enlace de voz tipo interfono con un bucle de inducción magnética para facilitar la comunicación a personas que utilicen prótesis auditivas.

SEÑALES VISUALES DE UBICACIÓN DE PLANTA:

Fuera y dentro de la cabina existirá un sistema de señalización visual que indicará la planta en la que está situado el ascensor y su sentido de desplazamiento. Se situará arriba de las puertas o de los dispositivos de control del ascensor.

SEÑALES SONORAS:

Para facilitar la utilización del ascensor a personas con discapacidad visual, la cabina tendrá un sistema de señalización sonoro que indicará la apertura y cierre de puertas, la planta de parada del ascensor y el sentido de desplazamiento.

ILUMINACIÓN DEL ASCENSOR:

La iluminación se situará en el techo de la cabina fuera del ángulo de visión de los ojos para no causar deslumbramiento a personas de visión reducida, y generar una iluminación más homogénea dentro de la cabina.

Comments are closed.