El misterio del ascensor de la Casa Batlló

Date: 29.11.2016 | Ascensores Jordà">Ascensores Jordà | Sin categoría

BARCELONA TIENE UN TESORO EN ASCENSORES ANTIGUOS

El primer ascensor instalado en Barcelona fue el antiguo ascensor del monumento a Cristóbal Colón, como ya contamos en su momento en nuestro blog. Pero los dos primeros ascensores domésticos de los que se tiene constancia en la ciudad condal, uno se encuentra en perfecto estado y es el del Ateneu Barcelonés. Este ascensor de 1906, diseñado por Gaudí i Jujol aún se puede contemplar en su ubicación inicial. A partir de inicios del S.XX los edificios modernistas empezaron a incorporar ascensores en sus interiores. Arquitectos como Gaudí incorporaron rápidamente los elevadores, siendo signo de distinción y modernidad en una finca.

LOS ASCENSORES MODERNISTAS

Los ascensores instalados en edificios modernistas también gozaban de ricas decoraciones un trabajo artesano de alta complejidad y un estilo acorde con la estética del momento. En Barcelona podemos encontrar algunos ejemplos de gran belleza.
Entre estos ascensores se cuentan los que fueron instalados en la Casa Milà (o la Pedrera), el único existente diseñado por Gaudí y que data de 1906 o el de la Casa Sayrach (diseñado por el propio arquitecto Manuel Sayrach). Estas piezas tienen hoy un alto valor histórico-artístico y están consideradas auténticas obras de arte.

EL MISTERIO DEL ASCENSOR DE LA CASA BATLLÓ

Otro ascensor que se supone original de Gaudí es el de la Casa Batlló. Pero su autenticidad ha sido puesta en duda en varias ocasiones. Si bien las puertas y exteriores del ascensor son originales de Gaudí, muchos expertos han discutido sobre la autenticidad de la cabina, debido a su estilo diferencial respecto a la estética general del edificio.

El misterio se hizo más grande hace un par de años, cuándo un experto en arte, el conservador italiano Andrea Speziali, aseguró que había hallado la cabina original del ascensor de la Casa Batlló que diseñó Antoni Gaudí. Según este experto en arte, la cabina fue propiedad, durante mucho tiempo, de un empresario español afín a la dictadura franquista. Este empresario se dedicó durante tiempo a adquirir de manera irregular infinidad de valiosas piezas modernistas, entre ellas el ascensor que diseñó Antoni Gaudí.

El experto se puso en contacto con los responsables de la Casa Batlló para comunicar su hallazgo y enseñarles distintas pruebas fotográficas que atestiguaban sus tesis. Los responsables reconocieron que el trabajo de artesanía y las vidrieras del ascensor tenían muchos puntos en común con los elementos decorativos de la planta noble del edificio.

A pesar de ello, no existe de momento ninguna evidencia que lo certifique. El experto italiano afirma que “la cabina del ascensor recuerda al mismo material utilizado en la Casa Batlló, con los mismos cristales y decoraciones, por lo tanto, es bastante pausible que estuviese en la Casa Batlló”. Según Speziali “El ascensor fue hecho por los hermanos Fuster i Fabra. Gaudí les encargó el trabajo según sus diseños”. El experto italiano no ha querido desvelar quien era el propietario del ascensor y defiende su teoría argumentando que ha hecho un exhaustivo estudio comparativo y ha visualizado más de 30.000 fotografías de edificios modernistas de la época. Sólo este ascensor podría encajar en la Casa Batlló. Speziali reconoce que, sin una fotografía de la época (ya que es difícil encontrar testimonios vivos) será muy difícil que nadie lo certifique al cien por cien.

Comments are closed.